GAS NATURAL

¿QUÉ ES EL GAS NATURAL?

El gas natural es un energético fósil que se encuentra desde hace millones de años en las profundidades de la tierra. Se le califica como "natural" porque que no ha sido sometido a ningún proceso de transformación.

El gas natural es una mezcla de hidrocarburos gaseosos cuyo principal componente es el metano (normalmente superior a 80%) y en la que también se encuentran etano, propano, pentano y butano.

Este combustible no tiene sabor, color ni olor. Por razones de seguridad se le agrega un odorizante, que no es tóxico, y es el que produce el característico olor a gas; de esta forma su presencia puede ser detectada por las personas.

La principal característica del gas natural es que es más liviano que el aire (entre 35% a 40%), lo que lo hace muy seguro, ya que no se acumula sino que se eleva y disipa en la atmósfera en caso de fuga, reduciendo el peligro de explosión.

Además, es un combustible limpio y amigable con el medio ambiente: al utilizar gas natural se contribuye a mejorar la calidad del aire, ya que evita las emisiones de dióxido de azufre y óxido de nitrógeno, debido a que se reduce en forma significativa la emisión de partículas al ambiente.

USOS DEL GAS NATURAL

En la actualidad, las aplicaciones del gas natural son múltiples, tanto a nivel productivo como de uso diario, ya sea en los hogares, comercio, industrias y transporte, siendo una alternativa segura, eficiente y competitiva.

Algunas de sus aplicaciones son:
Combustible doméstico: para cocción de alimentos, calentamiento de agua y calefacción, proveyendo energía limpia para el hogar, entre otras múltiples aplicaciones.
Climatización: sirve para acondicionar el aire, uso que fue descubierto en la década de los cuarenta.
Cogeneración: producción de energía eléctrica y vapor.
Combustible para generación de energía eléctrica en centrales termoeléctricas.
Generación de calor en procesos industriales (como combustible).
Combustible para vehículos: automóviles, camionetas, buses.
También se usa como materia prima para industrias petroquímicas. Es adecuado para la fabricación de amoníaco, producto base de toda la industria de abonos nitrogenados, y de metanol.

Si abres la puerta del horno solo la cantidad de veces necesarias ahorras energía